Pocos días después de que Bethesda lanzara al mercado el nuevo Skyrim Special Edition en PlayStation 4, Xbox One y PCs, la compañía ha dado a conocer a los jugadores que Dishonored 2 ya ha alcanzado la fase final de su producción y que estará disponible en las tiendas el día 11 de noviembre.
Lógicamente en este punto es necesario conocer qué componentes necesitaremos los usuarios de PC para no tener ningún problema a la hora de ejecutar el juego, independientemente de si lo que pretendemos es simplemente poder jugar, o si queremos poder ejecutarlo con todo nivel de detalles gráficos.

Dishonored 2 - Trailer de Acción Real

Si no se ve bien, pulsa aquí



Si planeas comprar este título a través de Steam en versión digital, podrás descargarlo el 8 de noviembre de modo que el día de su lanzamiento no tengas que esperar a descargar los 60 GB. Por otra parte, en Xbox One aparecerá esta opción dentro de poco, seguida de PlayStation el día 8 de noviembre.
La propia compañía también ha reconocido que nada más ejecutar el juego por primera vez se procederá a realizar la descarga del primer parche del título, el cual parece ser que no pudo ser incluido a tiempo en los discos. En el caso de Steam, este parche debería integrarse dentro de la propia descarga principal.
Mínimos Recomendados
Sistema operativo Windows 7/8.1/10 Windows 10
Procesador Intel Core i5-2400
AMD FX-8320
Intel Core i7-4770
AMD FX-8350
Memoria 8 GB 16 GB
Almacenamiento 60 GB 60 GB
Tarjeta gráfica Nvidia GeForce GTX 660 (2 GB)
AMD Radeon HD 7970 (3 GB)
NVIDIA GeForce GTX 1060
AMD Radeon RX 480 (8 GB)
Bethesda no solo ha dado a conocer los requisitos de la anterior tabla, sino que también ha anunciado que los jugadores de PC contarán con una gran variedad de opciones gráficas de sombras, texturas, filtrados, y más, algo que en ocasiones las desarrolladoras suelen pasar por alto ofreciendo simplemente niveles preajustados.
Así pues será posible jugar con los distintos valores de sombras, distancia de visión, calidad de sombras y agua, detalles de texturas, modelos y entornos, o escoger entre varios monitores o gráficas instaladas, para que cada jugador configure el título del modo que más le guste para obtener el mejor equilibrio entre rendimiento y calidad gráfica.
[Fuente: Dishonored 2]