Una de las cosas que suelen hacer muchos jugadores antes de decidirse a comprar un juego es leer comentarios y opiniones de otros usuarios, para verificar si no hay un descontento general con el título, o si se están presentando muchos problemas técnicos que podrían afectar a la experiencia de juego.
Sin embargo, parece que la compañía Digital Homicide considera el hecho de que sus usuarios opinen libremente sus juegos algo que no puede permitir, motivo por el que han decidido demandar por el momento a 100 usuarios de Steam provocando que varios medios se hayan hecho eco de esta noticia.
Si bien es cierto que muchos de estos comentarios no son normales, llegando a desear "la muerte de quienes han desarrollado este juego", al considerar que les han hecho perder tiempo y dinero, también es cierto que estas opiniones suelen verse en otros juegos y nunca se habían tomado acciones legales.
Por su parte la respuesta de Valve no se hizo esperar, y al ver cómo desde Digital Homicide empezaban a denunciar a sus usuarios por sus comentarios, decidieron eliminar todos los juegos que la compañía ha publicado hasta la fecha en Steam, como medida de castigo por el trato que están dando a los usuarios.

Según documentos judiciales presentados en Arizona, disponibles en Google Drive, no se toman las críticas muy bien. En ellos podemos comprobar como James Romine, uno de los dos integrantes de Romine Brothers (equipo de desarrollo de Digital Homicide), alega en la denuncia injurias contra su persona.

Además en dichos documentos podemos ver capturas de pantalla que han incluido de estos comentarios, entre los que hay quienes afirman que Digital Homicide empezó a publicar una gran cantidad de juegos a precios bajos con el objetivo de lograr ventas rápidamente, algo que por supuesto solo es su opinión.