Tal y como adelantábamos en Mayo, por fin Valve ha solucionado el problemas de los hitboxes que afectaban al Counter-Strike: Global Offensive desde su lanzamiento.

El problema estaba en el Hitbox, es decir, donde el personaje recibe el daño después de recibir un disparo. En el Counter Strike: Source los hitboxes eran demasiado grandes de acuerdo con los jugadores, algo que podía hacer que un disparo cercano hiciese más daño del que debería haber hecho, pero en el Counter Strike: Global Offensive es todo contrario, los Hitbox son tan pequeños que en numerosas ocasiones los disparos pasan por fuera del área de daño, lo que hace que tú dispares a ese jugador pero que él no reciba daño, algo que cualquier jugador habitual habrá podido comprobar después del más que obvio enfado.

Además de solucionar el problema, Valve solucionó el problema de algunos modelos de armas que sobresalían a través de las paredes, un problema más que evidente con el rifle M4A1-S que hacía que revelara tu posición tras una pared.